¿Tu gato vomitando?

Los gatos tienden a vomitar cosas de vez en cuando. Si comparte su vida con un gato, es probable que también conozca la imagen y la banda sonora: su gato maulla en voz alta en un tono bajo, agitándose y vomitando lastimosamente hasta que una masa húmeda intermedia sale de su boca. Por miedo que puedan parecer los novatos, su mayor preocupación suele ser limpiar el desorden, ya que el gato parece ser mucho mejor y se aleja con calma.

Entonces, ¿por qué sucedió? ¿Se puede evitar que vuelva a suceder? ¿Deberías hablar con tu veterinario sobre esto?

Puede haber muchas razones para que vomite tu gato, algunas más alarmantes que otras. Éstos son algunos de los más comunes:

Puede haber muchas razones para que vomite tu gato, algunas más alarmantes que otras. Éstos son algunos de los más comunes:

Mientras que técnicamente están siendo expulsados ​​desde dentro del sistema digestivo, las bolas de pelo son más específicas en la naturaleza. No verás una pelota, sino un mechón de pelo mojado con forma de salchicha, junto con algunos fluidos viscosos. Lee aquí todo sobre cómo se forman las bolas de pelo y cómo prevenirlas.

Mientras que técnicamente están siendo expulsados ​​desde dentro del sistema digestivo, las bolas de pelo son más específicas en la naturaleza. No verás una pelota, sino un mechón de pelo mojado con forma de salchicha, junto con algunos fluidos viscosos. Lee aquí todo sobre cómo se forman las bolas de pelo y cómo prevenirlas.

Tener demasiada comida en una sola comida, o comerla demasiado rápido, puede provocar vómitos. Esto es especialmente cierto en el caso de los alimentos secos, que luego se pueden ver fácilmente, solo semi-digeridos, en cualquier cosa que el gato haya criado. Si la regurgitación de alimentos ocurre a diario, hable con su veterinario al respecto. Es posible que deba controlar el tamaño de las comidas y distribuirlas a lo largo del día.

Tener demasiada comida en una sola comida, o comerla demasiado rápido, puede provocar vómitos. Esto es especialmente cierto en el caso de los alimentos secos, que luego se pueden ver fácilmente, solo semi-digeridos, en cualquier cosa que el gato haya criado. Si la regurgitación de alimentos ocurre a diario, hable con su veterinario al respecto. Es posible que deba controlar el tamaño de las comidas y distribuirlas a lo largo del día.

Algunos gatos, especialmente los gatitos, intentarán comer cosas por curiosidad. O bien, pueden simplemente tragarse un pedazo de un juguete cuando juegan. Recuerde que las lenguas de los gatos son pistas de un solo sentido: una vez que enfrentan algo desagradable, es más probable que su gato trague en lugar de escupirlo.

El problema comienza cuando su gato se ha tragado algo venenoso o no puede mostrar el objeto que fue el que entró. Si ve que su gato lucha y vomita sin llamar la atención, llame al veterinario. Si también observa otros síntomas, es hora de llamar al veterinario y descartar el envenenamiento.

Lea y marque este artículo: Qué hacer si sospecha que su gato ingirió veneno

Lea y marque este artículo: Qué hacer si sospecha que su gato ingirió veneno

Las infestaciones severas de gusanos pueden causar vómitos. Este es un síntoma particularmente grave, pero sí, gusanos vivos parecidos a espaguetis serán visibles en el vómito. Tal infestación avanzada requiere atención veterinaria inmediata.

Las infestaciones severas de gusanos pueden causar vómitos. Este es un síntoma particularmente grave, pero sí, gusanos vivos parecidos a espaguetis serán visibles en el vómito. Tal infestación avanzada requiere atención veterinaria inmediata.

El vómito es un síntoma compartido por una multitud de problemas médicos. Infecciones virales, Salmonella, problemas de hígado o riñón, cáncer ... la lista es prácticamente infinita y solo su veterinario puede reducirla y encontrar la causa. Siempre que su gato vomite y muestre otros síntomas de enfermedad, llame a su veterinario inmediatamente.

El vómito es un síntoma compartido por una multitud de problemas médicos. Infecciones virales, Salmonella, problemas de hígado o riñón, cáncer ... la lista es prácticamente infinita y solo su veterinario puede reducirla y encontrar la causa. Siempre que su gato vomite y muestre otros síntomas de enfermedad, llame a su veterinario inmediatamente.

El estrés solo puede desencadenar episodios de vómitos en algunos gatos. Esto puede ser realmente un motivo de preocupación, si sucede con demasiada frecuencia. Los vómitos frecuentes son siempre un problema médico, ya que pueden deshidratar a su gato y perder peso y nutrientes esenciales a largo plazo.

Lea más sobre el estrés en los gatos aquí.

Cómo saber si tu gato está estresado

Seis estrategias Surefire para reducir el estrés en los gatos

Estresores potenciales en los gatos: la lista de verificación definitiva

Estresores potenciales en los gatos: la lista de verificación definitiva

Compruebe si su gato está tosiendo bolas de pelo o vomitando algo más. Si ve bolas de pelo, intente disminuir la frecuencia con algunas de las técnicas detalladas en nuestro artículo sobre bolas de pelo.

Consulte con su veterinario lo antes posible si:

  • Su gato vomita más de una o dos veces en el mismo día.
  • Su gato vomita más de una vez a la semana, llame a su veterinario.
  • Está viendo algo más que comida digerida en el vómito (parásitos, sangre o cualquier cosa fuera de lo común).
  • Su gato está mostrando otros síntomas como diarrea, letargo, falta de apetito, fiebre o cualquier otro signo de enfermedad.

Ver el vídeo: ¿Qué hacer si tu gato vomita?

Loading...

Deja Tu Comentario