9 formas comunes de tratar y manejar la displasia de cadera canina

Revisado por el Dr. Peter Kintzer el 10 de abril de 2014

Entonces, a su perro le acaban de diagnosticar displasia de cadera, o simplemente le dio la bienvenida a un lindo cachorro de peluche en su casa que es parte de una raza genéticamente predispuesta a tener displasia de cadera. De cualquier manera, hemos reunido una lista realmente útil de opciones de tratamiento y administración para que sepa qué esperar en el futuro.

Antes de seguir leyendo, repasaremos nuestra profunda mirada médica a la displasia de cadera. La condición ocurre cuando las articulaciones de la cadera de un perro no se desarrollan correctamente, causando que las caderas se dislocen parcialmente y conducen a un desarrollo temprano de la enfermedad degenerativa de la articulación. Esto puede causar mucho dolor a un perro y puede hacer que sea muy difícil caminar. La causa es casi siempre genética, y el sobrepeso puede empeorar las cosas. Y aunque tiende a afectar a los perros de razas grandes con mayor frecuencia, todas las razas de perros están en riesgo.

Debido a que la afección se hereda, no existe cura para la displasia de cadera. ¡Pero la buena noticia es que hay muchas formas efectivas de tratarla y administrarla! Aquí hay algunos tratamientos y hábitos comunes que pueden ayudar a su perro a mantenerse feliz y saludable:

  1. Ejercicio. La actividad regular y de bajo impacto, como nadar o pasear con correa, ayudará a reducir parte del dolor en las articulaciones de su perro. También conducirá a un aumento del tendón y la fuerza muscular. CONSEJO: al caminar, trate de mantener a su cachorro alejado de superficies duras como el concreto o el asfalto. Es duro para las articulaciones y podría hacer más daño que bien.
  2. Terapia física Realmente puede ayudar a reducir el dolor de su perro y aumentar su movilidad. Desde los masajes hasta la hidroterapia, el uso de cintas de correr subacuáticas, la fisioterapia puede ser una excelente opción cuando se realiza correctamente. Antes de comenzar, asegúrese de hablar con su veterinario que conoce las limitaciones de su perro.
  3. Dietas o fórmulas de prescripción conjunta.Recomendado por su veterinario, puede ayudar a disminuir la inflamación y promover la curación del cartílago.
  4. Dar a su perro medicamentos para el dolor, como los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos), para reducir el dolor, pero solo como lo indique su veterinario.
  5. Crea un ambiente amigable para los perros. Utilice rampas o pasos fáciles para ayudar a su perro a subir a un automóvil, a la cama o al hogar. Limita los movimientos de tu perro hacia arriba y hacia abajo. Los colchones blandos también funcionan bien, y una cama para perros con calefacción en climas fríos puede ser excelente. SUGERENCIA: Tenga cuidado con las almohadillas térmicas normales, ya que pueden hacer mucho calor y quemar a su perro.
  6. Acupuntura como terapia auxiliar puede proporcionar un beneficio adicional en algunos pacientes.
  7. Cirugía Puede ayudar en muchos casos. Se han descrito varios procedimientos quirúrgicos que incluyen la sinfisiodesis púbica juvenil y el reemplazo total de cadera (ver más abajo). Su veterinario le informará sobre los diversos procedimientos quirúrgicos, si es una opción para su mascota, y lo derivará a un veterinario que sea un especialista certificado en cirugía, si corresponde.
  8. Sinfisiodesis del pubis juvenil. Es un bocado, pero describe un procedimiento quirúrgico corto y simple para cachorros muy pequeños en razas con una alta probabilidad de desarrollar displasia de cadera. Es un procedimiento preventivo, a menudo combinado con un neutro o esterilización.
  9. Reemplazo total de cadera. Esta es una opción en perros con displasia de cadera especialmente grave y realmente puede aumentar la calidad de vida si tiene éxito.

Esta lista no es exhaustiva: hay una variedad de otros procedimientos y recomendaciones, y su veterinario será el mejor recurso para determinar qué es lo correcto para un perro diagnosticado con displasia de cadera. Con el tratamiento y manejo correctos, la displasia de cadera a menudo se puede manejar exitosamente y permite una vida saludable y feliz para el perro.

Si tiene alguna pregunta o inquietud, siempre debe visitar o llamar a su veterinario; son su mejor recurso para garantizar la salud y el bienestar de sus mascotas.

Ver el vídeo: El veterinario responde - Displasia de cadera - Más que perros y gatos 11

Deja Tu Comentario