Infecciones del oído en gatos

Si bien no es común, las infecciones de oído pueden ser un dolor para su gatito

Los gatos tienen un golpe de suerte cuando se trata de infecciones en los oídos, ya que obtienen mucho menos que sus contrapartes caninas. Sin embargo, si su gato tiene una infección de oído, debe abordarse de inmediato para minimizar el dolor y el daño en el canal auditivo.

Las principales causas de las infecciones de oído en gatos son:

  • Ácaros de la oreja (parásito), especialmente en gatitos; altamente contagioso entre los gatos
  • Un absceso de una herida por mordedura o rasguño.
  • Crecimiento en el canal auditivo.
  • Alergias

Si su amigo peludo tiene una infección en el oído, es posible que note lo siguiente:

  • Molestias al masajear la base de las orejas.
  • Trauma autoinfligido de la piel por rascarse.
  • Escombros oscuros o crujientes en la abertura del canal auditivo
  • Un sonido húmedo cuando los oídos son masajeados suavemente.
  • Inclinación de la cabeza o falta de coordinación
  • Tamaño de la pupila desigual

Las infecciones de oído pueden resolverse rápidamente o volverse crónicas, dependiendo de la causa y la gravedad de la condición subyacente. Para diagnosticar una infección de oído, su veterinario llevará un historial completo de su gato. Esto es muy importante para determinar si una enfermedad subyacente puede ser la causa. También realizarán un examen físico completo y observarán bien las orejas de su mascota, utilizando un otoscopio para mirar por el canal auditivo. Dependiendo de lo que encuentre su veterinario, se pueden realizar otras pruebas o procedimientos para un diagnóstico preciso. Algunas pruebas adicionales que pueden recomendar son:

  • Citología, que identifica si hay levaduras, bacterias u otros microorganismos presentes
  • Un cultivo para determinar qué tipo de bacteria está presente.

Si su gato sale a la calle y / o si una herida por mordedura o un rasguño es la causa subyacente de la infección en el oído, su veterinario puede recomendarle que le haga una prueba de leucemia felina y virus de inmunodeficiencia felina. Ambos virus se transmiten de un gato a otro y son altamente contagiosos.

El tratamiento de las infecciones de oído puede ser muy complicado, especialmente si hay alergias involucradas. El tratamiento dependerá de la causa, la naturaleza y la gravedad de la infección del oído. Su veterinario le recomendará el mejor tratamiento para su gato.

El tratamiento puede incluir:

  • Pomadas antibióticas, gotas, aerosoles o cremas para el oído.
  • Antibioticos orales
  • Cirugía (para gatos con infecciones repetidas del oído o sin respuesta a otro tratamiento)

La mejor manera de ayudar a su mascota a evitar las infecciones de oído es observar los signos de irritación. Mantener a su gato dentro de la casa hace una gran diferencia si tiene un historial de infecciones recurrentes. Además, mantener los oídos secos ayudará a prevenir infecciones.

Si tiene alguna pregunta o inquietud, siempre debe visitar o llamar a su veterinario; son su mejor recurso para garantizar la salud y el bienestar de sus mascotas.

Ver el vídeo: Otitis en el gato.

Loading...

Deja Tu Comentario