¿Por qué está sacudiendo mi perro? Razones más comunes

Todos hemos estado allí ... sentados en silencio y disfrutando de un programa de televisión o un libro cuando miramos a nuestro perro y los vemos temblar o temblar. Como padres de mascotas, esto puede ser desconcertante. Sin embargo, la agitación puede ser normal. Puede hacer que su perro se “afloje” después de una siesta, secarlo después de nadar o bañarse, o usarlo para liberar el exceso de energía. Agitarse también puede ser anormal e indicativo de un problema de salud grave. Conocer el comportamiento normal de su perro es clave para determinar si se necesita una visita veterinaria para diagnosticar la causa de todo el temblor que está ocurriendo.

Ansiedad / Estrés / Miedo

Personas extrañas o mascotas, tormentas eléctricas o su ausencia son solo algunas cosas que pueden provocar ansiedad en los perros. Jadeo, gimoteo o babeo excesivo pueden acompañar temblores inducidos por la ansiedad. Su perro también puede exhibir comportamientos inapropiados, como masticar un objeto que no debería, cavar, o incluso mostrar signos de agresión (gruñir, mostrar los dientes, morder). La desensibilización al estímulo desencadenante negativo (cuando sea posible), los productos con feromonas, la distracción y la modificación del comportamiento pueden ayudar a aliviar la ansiedad. Los casos crónicos pueden necesitar ser atendidos por su veterinario. Hay varios medicamentos que pueden recetarse para ayudar a disminuir la ansiedad en algunos casos.

Felicidad

Saltando, gimiendo, acariciando y sacudiendo. Ojos brillantes y tupida cola. Estas son las señas de identidad de un perro feliz. ¡Nada de qué preocuparse aquí! Felicitaciones por hacer el día de tu peludo amigo.

Dolor

El dolor es una causa bastante general de temblores y temblores debido a la gran variedad de causas potenciales que van desde dolor de artritis, dolor de boca, dolor abdominal, lesiones, entre muchos otros. También se puede observar una pérdida de apetito, letargo o comportamientos anormales en un perro doloroso. Si se sospecha de dolor, es necesario un examen veterinario para llegar al fondo de la situación y controlar el dolor con los medicamentos apropiados.

Toxicidad

El chocolate, los medicamentos recetados, los productos químicos y ciertas plantas de interior son peligrosos para su mascota. La ingestión de cantidades suficientemente grandes puede causar temblores, temblores o convulsiones, junto con letargo, hiperactividad, vómitos y / o diarrea. Si sospecha que su perro ha ingerido algo tóxico, llame a su veterinario o comuníquese con el Centro de Control de Envenenamiento de Animales ASPCA inmediatamente al (888) 426-4435. Hay una tarifa asociada con el Centro ASPCA, pero los toxicólogos de su personal y la extensa base de datos de toxinas conocidas pueden proporcionar información invaluable sobre el tratamiento de la enfermedad de su perro.

Enfermedad o enfermedad

Las infecciones del moquillo son causadas por un virus. Los cachorros no vacunados tienen el mayor riesgo de infectarse. Junto con los síntomas respiratorios (tos, secreción nasal, etc.) y la fiebre, el moquillo también puede causar temblores, temblores o convulsiones. La vacunación es clave para prevenir esta enfermedad, que no tiene cura. Se pueden administrar cuidados de apoyo para mejorar las posibilidades de recuperación. La enfermedad renal en etapa tardía puede provocar temblores, ya que la función renal disminuye y las toxinas se acumulan en el torrente sanguíneo. La enfermedad de Addison es un trastorno caracterizado por la falta de cortisol. El cortisol es una hormona secretada principalmente por las glándulas suprarrenales, que gobierna o afecta muchos procesos diferentes en el cuerpo. La falta de esta importante hormona puede causar temblores, temblores, falta de apetito o un estado general de estar "apagado". En ciertos casos, los síntomas pueden ser bastante vagos. La fiebre o los escalofríos también pueden causar temblores. Un perro frío se estremecerá o sacudirá para crear calor corporal para calentarse. La fiebre, si es lo suficientemente alta, puede afectar el cerebro, lo que provocará temblores o temblores. Busque atención veterinaria de inmediato en todos estos casos. Cualquier enfermedad, lesión o proceso de la enfermedad puede causar dolor, que puede manifestarse como temblor. Su veterinario puede ser capaz de identificar la causa del dolor y prescribir un medicamento apropiado para aliviarlo.

Epilepsia

Esta es una de las causas más graves de agitación o convulsiones. La epilepsia tiene varias causas, pero a veces una causa puede no ser diagnosticada. Se recomienda encarecidamente la intervención veterinaria si usted es testigo de que su perro sufre una convulsión. Las convulsiones graves e incontroladas pueden causar daño cerebral o la muerte. Es de vital importancia diagnosticar la causa, si es posible, y controlar las convulsiones. Su veterinario o neurólogo veterinario puede prescribir un anticonvulsivo para dar regularmente.

Vejez

Nuestras mascotas mayores son susceptibles a los cambios relacionados con la edad, que pueden causar un ligero temblor o temblor. Consulte a su veterinario para un examen para diagnosticar otras causas. Desafortunadamente, no podemos detener el proceso de envejecimiento, pero puede haber terapias para ayudar con la agitación relacionada con la edad.

Conclusión

Como puede ver, la sacudida puede ser buena o mala, y tiene muchas causas. Su veterinario debe abordar cualquier inquietud o pregunta. Esto se puede hacer a través de una simple llamada telefónica o programando un examen. Como siempre, en PetCoach estamos disponibles para ofrecer consejos cuando su veterinario no está disponible.

Ver el vídeo: Mi perro sacude y se rasca las orejas.

Loading...

Deja Tu Comentario