Envenenamiento por plomo en los gatos

La intoxicación por plomo ocurre cuando la concentración de plomo en la sangre del gato alcanza niveles que comienzan a causar síntomas. Esto ocurrirá con más frecuencia en los gatos que ingieren partículas de pintura a base de plomo o polvo durante la remodelación de casas antiguas. También puede ocurrir cuando los gatos comen artículos que contienen plomo, como juguetes, pesas de cortinas, pesas de pesca, tiro de plomo y baldosas. Algunos tipos de aislamiento también pueden causar envenenamiento por plomo si se ingieren. El agua de las tuberías de plomo puede llevar plomo, al igual que el agua que se ofrece en recipientes de cerámica mal esmaltados. Por lo general, los síntomas se observan después de que el gato ingiere suficiente plomo durante un corto período de tiempo, como lamer el polvo de pintura a base de plomo del pelaje durante uno o dos días. Sin embargo, las cantidades bajas que se consumen durante más tiempo también pueden acumularse en el cuerpo.

Los síntomas

El plomo afecta a muchos órganos del cuerpo, especialmente el tracto gastrointestinal (GI) y el sistema nervioso. Los síntomas incluyen falta de apetito, vómitos, dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, masticación de las mandíbulas, ceguera, convulsiones, espasmos musculares, cambios de comportamiento, círculos y falta de coordinación.

Diagnóstico

Se realiza un diagnóstico inicial basado en el historial de exposición al plomo, los signos clínicos y la respuesta a tratamientos específicos. El envenenamiento por plomo debe considerarse una posibilidad cada vez que un animal (o un ser humano) muestra signos del tracto GI y del sistema nervioso. El examen de la sangre bajo el microscopio puede mostrar anomalías en los glóbulos rojos, aunque esta no es una prueba diagnóstica definitiva. La prueba diagnóstica definitiva es verificar el nivel de concentración de plomo en la sangre. Si el gato ha muerto, el nivel de concentración de plomo en el hígado se puede medir y proporcionar el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento está dirigido a eliminar cualquier plomo remanente del tracto GI induciendo vómitos, si la exposición es muy reciente, o mediante cirugía, si está indicado. Los síntomas como convulsiones y vómitos también se tratan según sea necesario. La terapia específica para la intoxicación por plomo es la terapia de quelación con Ca2Na2EDTA. Otros tratamientos incluyen penicilamina o tiamina. Después del tratamiento, se debe tomar otro nivel de plomo en la sangre para verificar que el nivel haya vuelto al rango normal.

Prevención

La prevención está dirigida a evitar que el gato ingiera plomo. Por ejemplo, si está remodelando y la pintura contiene plomo, no se debe permitir la entrada del gato en el área y se deben tomar las precauciones adecuadas para prevenir la exposición humana (comuníquese con su agencia local de salud pública para obtener más información). El gato puede ingerir partículas de pintura con plomo y polvo si se lame el pelaje que tiene el polvo. Cualquier artículo que contenga plomo que pueda ser ingerido debe estar fuera del alcance de las mascotas (y los niños). Si una mascota en la casa desarrolla una intoxicación por plomo, es una buena idea probar el nivel de plomo en la sangre en todas las mascotas y personas del hogar, especialmente en los niños pequeños.

Artículo por: Departamento de Servicios Veterinarios y Acuáticos, Dres. Foster & Smith

Ver el vídeo: Intoxicaciones de gatos y perros

Loading...

Deja Tu Comentario