Rabia: lo que necesitas saber para proteger a tu gato

Que es la rabia

La rabia tiene una reputación diabólica, que evoca imágenes antiguas de animales infectados, generalmente perros, que hacen espuma en la boca y atacan brutalmente a los humanos. Probablemente por una buena razón, ya que esta es realmente una enfermedad horrible. La rabia es una de las pocas enfermedades en los tiempos modernos que son casi 100% letales y no tienen cura una vez que aparecen los síntomas.

La rabia es causada por un virus que ataca el sistema nervioso central de los animales de sangre caliente. Los animales infectados excretan el virus en su saliva. Cuando muerden a un animal sano o humano, el virus ingresa al cuerpo de su nuevo huésped y viaja hacia el cerebro a lo largo de los nervios periféricos.

La rabia es causada por un virus que ataca el sistema nervioso central de los animales de sangre caliente. Los animales infectados excretan el virus en su saliva. Cuando muerden a un animal sano o humano, el virus ingresa al cuerpo de su nuevo huésped y viaja hacia el cerebro a lo largo de los nervios periféricos.

Los síntomas de la rabia pueden tardar semanas o meses en desarrollarse, a medida que el virus avanza gradualmente hacia el cerebro. Una vez que el cerebro se ve afectado, es probable que un gato muestre signos crecientes de malestar durante uno o más días, seguido de una fase más aguda, conocida como "la etapa furiosa" de la enfermedad. Durante esa etapa, es probable que un gato enfermo sufra cambios extremos de comportamiento y se vuelva muy agresivo. Finalmente, el animal entra en la etapa paralítica, perdiendo gradualmente el control sobre las extremidades, quedando cada vez más paralizado hasta que muere.

No hay cura para la rabia una vez que los síntomas son evidentes. El único curso de acción en caso de un animal enfermo es ponerlo a dormir tan pronto como sea posible.

No hay cura para la rabia una vez que los síntomas son evidentes. El único curso de acción en caso de un animal enfermo es ponerlo a dormir tan pronto como sea posible.

Debido a la naturaleza extrema de esta enfermedad, si sospecha que su gato puede haber estado en contacto con un animal rabioso, debe actuar con rapidez.

Póngase en contacto con su veterinario inmediatamente para que revisen y pongan en cuarentena a su gato. Las leyes y los reglamentos locales determinan la duración de la cuarentena, pero es probable que sean diez días si su gato está vacunado y mucho más si no lo está.

Póngase en contacto con su veterinario inmediatamente para que revisen y pongan en cuarentena a su gato. Las leyes y los reglamentos locales determinan la duración de la cuarentena, pero es probable que sean diez días si su gato está vacunado y mucho más si no lo está.

La prevención es clave en el tratamiento de la rabia. Debe limitar y, preferiblemente, evitar que su gato entre en contacto con la vida silvestre. Si se permite que su gato esté al aire libre, debe vacunarse contra la rabia. Algunos países y estados exigen por ley que los gatos se vacunen contra la rabia, en cuyo caso el gato puede necesitar la vacuna, incluso si está solo en interiores.

Al igual que con todas las vacunas para gatos, algunos gatos pueden ser más sensibles y posiblemente susceptibles al sarcoma asociado con la vacuna. No todas las vacunas contra la rabia son iguales, y si desea limitar el riesgo de sarcoma asociado con la vacuna, debe preguntarle a su veterinario sobre el uso de una vacuna que no contenga adyuvante.

La rabia en los gatos salvajes

Las vacunas contra la rabia son parte del protocolo estándar TNR (Trap-Neuter-Release). Para obtener más información sobre la rabia y el cuidado de los gatos salvajes, consulte este folleto de Alley Cat Allies.

Ver el vídeo: 10 Señales De Que Tu Mascota Necesitas Tu Ayuda

Deja Tu Comentario