Distemper felino - Panleucopenia

¿Qué es el distemper felino (panleucopenia felina)?

La panleucopenia felina es una enfermedad infecciosa grave. Es relativamente común en gatos no vacunados y suele ser fatal, especialmente para gatitos jóvenes. El virus de la panleucopenia felina, también conocido como FPV, se transmite fácilmente por contacto con un animal enfermo o sus secreciones.

La panleucopenia a menudo se conoce como moquillo felino porque produce síntomas similares a los mostrados en perros con moquillo. Estas dos enfermedades son diferentes, sin embargo, y no son causadas por el mismo virus.

La panleucopenia a menudo se conoce como moquillo felino porque produce síntomas similares a los mostrados en perros con moquillo. Estas dos enfermedades son diferentes, sin embargo, y no son causadas por el mismo virus.

Cualquier gato o gatito que tenga no ha sido vacunado contra la panleucopenia felina está en riesgo. Este es un virus resistente que puede estar al acecho en alfombras y tapicerías durante años.

Los gatos pueden infectarse con cajas de arena, platos de comida e incluso juguetes y ropa. Por lo tanto, la introducción de un gato no vacunado en un entorno previamente habitado por un gato enfermo, la pone en un gran riesgo.

Los gatitos son especialmente susceptibles al moquillo felino porque sus sistemas inmunológicos a menudo están poco desarrollados y no pueden combatir la infección. De hecho, los gatitos pueden infectarse en el útero o durante el nacimiento. Las tasas de mortalidad para esta forma de panleucopenia neonatal son extremadamente altas. Los sobrevivientes de la infección pueden sufrir daños cerebelosos.

Los gatitos son especialmente susceptibles al moquillo felino porque sus sistemas inmunológicos a menudo están poco desarrollados y no pueden combatir la infección. De hecho, los gatitos pueden infectarse en el útero o durante el nacimiento. Las tasas de mortalidad para esta forma de panleucopenia neonatal son extremadamente altas. Los sobrevivientes de la infección pueden sufrir daños cerebelosos.

Los síntomas del moquillo felino generalmente aparecen en una semana y media después de la exposición al virus. Los gatos enfermos a menudo tienen fiebre alta, acompañados de apatía y pérdida de apetito. También puede haber vómitos, diarrea y dolor abdominal.

Los síntomas del moquillo felino generalmente aparecen en una semana y media después de la exposición al virus. Los gatos enfermos a menudo tienen fiebre alta, acompañados de apatía y pérdida de apetito. También puede haber vómitos, diarrea y dolor abdominal.

Si sospechas que tu gato puede tener panleucopenia felina, llévalo al veterinario de inmediato. La detección temprana y el tratamiento son cruciales para la supervivencia y recuperación del gato.

Es probable que su veterinario realice un análisis de sangre y comience a tomar medidas inmediatas de soporte vital, incluidos los líquidos intravenosos, antibióticos y, a veces, incluso transfusiones de sangre.

Es probable que su veterinario realice un análisis de sangre y comience a tomar medidas inmediatas de soporte vital, incluidos los líquidos intravenosos, antibióticos y, a veces, incluso transfusiones de sangre.

La mejor prevención para la panleucopenia felina es vacunar a todos los gatos y gatitos. Esta es una de las vacunas de rutina que todo gatito debería recibir. Se requieren refuerzos anuales para mantener activas las defensas del cuerpo.

Recuerde que los gatitos necesitan algún tiempo para adquirir la inmunización por completo. Entonces, incluso si a su gatito le han dado sus vacunas, evite la exposición a otros gatos (que no sean sus compañeros de camada) hasta la edad de cuatro meses.

Los criadores deben asegurarse de que las reinas reproductoras estén vacunadas antes de aparearse. Esto permitirá a los gatitos recién nacidos cierta inmunidad, siempre que hayan amamantado con la primera leche de su madre (el calostro).

Ver el vídeo: Mi gatito tiene panleucopenia.

Loading...

Deja Tu Comentario